Evaluación Del Aprendizaje A Través De Pruebas Estandarizadas

El aprendizaje se mide a través de diversos procesos. Los instrumentos estandarizados aparecieron hasta  1980, antes de eso existían procedimientos que cada profesor utilizaba de manera individual, al aparecer las pruebas estandarizadas, se lograba evaluar poblaciones grandes de estudiantes, incluso a nivel nacional, con el objetivo de mejorar el plan de clases, corregir las posibles deficiencias en el sistema educativo y potencializar las áreas en las que los estudiantes tienen mejor aprovechamiento, siempre con el fin de contribuir al desarrollo escolar y personal del estudiante.

Sin embargo no todas las pruebas estandarizadas son para evaluar a sus alumnos, algunos aspectos de las pruebas suelen evaluar programas, centros escolares, sistemas educativos, etcétera.

Un ejemplo de esto es la prueba PISA, la cual no se encarga de evaluar los alumnos como tal, sino a los sistemas educativos nacionales.  A diferencia de ENLACE, la cual si evalúa a cada alumno, dándole un puntaje y proporcionando un diagnóstico de cada estudiante de educación básica. Las evaluaciones de Exani, sirven para ver qué tan preparado está un estudiante, como para los exámenes de admisión.

También se suelen explorar algo llamados dominios, las pruebas estandarizadas se encargan de explorar dos tipos de dominios: los que están ligados al currículo o plan de estudios y los que exploran habilidades genéricas. En lo particular, las pruebas que examinan aspectos de currículo se utilizan para evaluar el cumplimiento de éste. Sin embargo, si la población evaluada no comparte un currículo se recomienda aplicar instrumentos que exploren conocimientos o habilidades genéricas.

Sería deseable que en una evaluación pudiera preguntarse exhaustivamente todo lo que queremos averiguar sobre las capacidades, conocimientos o habilidades de alguien; sin embargo, en la práctica esto es casi imposible. Restricciones de tiempo y cansancio del evaluado orillan a seleccionar solo una pequeña muestra de los conocimientos o habilidades que un estudiante debió haber aprendido o practicado, e inferir sus niveles de dominio a partir de los datos de esa muestra de conocimientos o habilidades. Si se desea comparar los niveles de ejecución de un grupo de sustentantes, todos deben de responder instrumentos de evaluación iguales o equivalentes, de manera que la comparación sea equitativa; esto implica que los aspectos por evaluar sean pocos, ya que un sustentante solo podrá responder un conjunto limitado de ellos. Lo anterior se conoce como cobertura homogénea del dominio y es en general limitada o restringida a pocos aspectos.

Por otro lado, si se desea evaluar un sistema educativo se pueden preguntar aspectos distintos a muestras distintas de sustentantes y la cobertura de los dominios por evaluar puede ser mayor. Esto se consigue preparando diferentes baterías o módulos de preguntas (en cuadernillos o por la vía de la computadora). En este caso, los resultados son incomparables de persona a persona porque las baterías son diferentes en dificultad y en temática, pero se logra tener una visión más amplia de lo que una población sabe o domina. Este tipo de evaluación es pertinente para medir no a las personas sino a los sistemas o grupos.

Ahora, existen dos formas básicas para calificar y reportar los resultados de una evaluación; por norma o por criterio. Los instrumentos se estructuran y planean según estas dos formas. En la calificación con referencia a una norma lo que se hace es ordenar a las sustentantes según el desempeño en la prueba (se le llama norma porque las frecuencias de los puntajes de los sustentantes crean una curva normal). En este caso, no existe una calificación de corte que indique aprobado/reprobado; en todo caso, se pueden proporcionar los percentiles a manera de información comparativa. La referencia fundamental es el grupo que ha presentado la prueba.

En la calificación con referencia a un criterio, un panel de expertos determina una o varias calificaciones de corte y establece de esta manera ciertos niveles de dominio o de desempeño. Se supone que por debajo de dichos cortes es probable que los sujetos no tengan los conocimientos o habilidades esperados.

Un ejemplo de esto son Las pruebas Exani del Ceneval (instrumentos para ayudar al proceso de selección y admisión) se califican por norma. Las instituciones que solicitan estos instrumentos determinan el punto de corte, el cual generalmente está delimitado por los cupos en las propias instituciones. La prueba PISA, en cambio, suele reportar las proporciones de sujetos que caen en cada nivel de dominio, y es, por lo tanto, una calificación por criterio. En la evaluación educativa, el propósito del instrumento conduce necesariamente a pensar a qué tipo de población ha de dirigirse la administración de la prueba. Algunas ocasiones, los instrumentos de evaluación pueden estar planeados para conocer el comportamiento de ciertos grados escolares. En otras, lo que conviene es la aplicación de la prueba a ciertos grupos de edad. Finalmente, otras veces, puede ser útil aplicar el examen a ciertos grupos definidos por algún otro rasgo o variable: los aspirantes a ingresar a una institución, los postulantes a un puesto, etcétera.

Las pruebas Enlace, que la SEP aplica año con año en todo el país, están dirigidas a los estudiantes de cada uno de los grados de primaria y secundaria y a quienes cursan el último grado de educación media superior. De igual manera, las pruebas Excale, que administra el INEE de acuerdo con su plan de largo plazo, están dirigidas a ciertos grados escolares con base en un plan de aplicaciones espaciadas que den información periódica del comportamiento de algunos grados clave del sistema educativo nacional. La prueba PISA está dirigida a los estudiantes de 15 años de edad. Los Exani están dirigidos a todos los aspirantes a ingresar a la educación media y superior.

La prueba Enlace se aplica a todos los estudiantes de ciertos grados, porque la idea es entregar

a cada estudiante un reporte (medición) de su desempeño en las variables o dominios del instrumento.

En cambio, la prueba PISA se aplica solo a una muestra de estudiantes de 15 años de edad, porque en sentido estricto no evalúa a las personas sino al sistema educativo nacional y, por ello, no es necesario sino medir a un reducido grupo de sujetos para conocer el desempeño del grupo completo; de hecho, con alrededor de una muestra de 6 mil sujetos PISA es capaz de decir con una razonable exactitud la medida de un país en las tres variables fundamentales de la prueba. Finalmente, los Exani no son ni censos ni muestras (en la acepción técnica de esta palabra), sino mediciones de grupos de aspirantes según la demanda. Estos instrumentos y su cobertura de la población son muy pertinentes para su propósito (ayudar a las decisiones de admisión y ofrecer diagnósticos de la población de nuevo ingreso) pero, dada la naturaleza de su cobertura, no es posible hacer sino inferencias de la población que solicita dichos servicios.

Las pruebas Enlace y Exani se aplican a grupos muy grandes de sustentantes (millones) y sus resultados se entregan o difunden en tiempos muy cortos. Para esas condiciones de aplicación, la prueba objetiva (opción múltiple) es la adecuada. Por otro lado, las pruebas PISA y Excale, que se aplican a grupos relativamente pequeños de sustentantes (muestras poblacionales), utilizan una combinación de reactivos de opción múltiple y de respuesta construida. En México, con sus casi 40 mil sustentantes de la prueba PISA, el número de preguntas abiertas ronda en más de 1 millón; esto conduce a la selección y entrenamiento de un gran grupo de calificadores y a un proceso de calificación de preguntas que se extiende a varias semanas de duración.

Excale tiene un programa de mediciones escaladas que se repiten cada cuatro años. PISA mide cada tres años y el aspecto de énfasis cada nueve años. La prueba Enlace se administra cada año porque es un servicio de diagnóstico a los estudiantes que también requieren saber su progreso año con año. Los Exani se aplican cada que una institución organiza un proceso de admisión.

Cada prueba tiene sus características propias y es importante conocer para que y porque son necesarias en el sistema educativo de tu hijo.

Referencia: http://www.educacionbc.edu.mx/departamentos/evaluacion/descargas/Archivos/Enlace_Exani_Excali_Pisa.pdf

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0